domingo, 5 de marzo de 2017

Trump acusó a su antecesor de pinchar sus teléfonos

Casa Blanca pide al Congreso indagar si Obama ordenó intervención telefónica a Trump.
Por John Whitesides y James Oliphant, Publicado por Reuters.

WASHINGTON (Reuters) - La Casa Blanca pidió el domingo al Congreso de Estados Unidos examinar si el Gobierno del ex presidente Barack Obama abusó de su autoridad durante la campaña electoral del 2016 como parte de una investigación legislativa en curso sobre la influencia de Rusia en los comicios de noviembre.

La solicitud fue revelada un día después de que el mandatario Donald Trump afirmara, sin entregar evidencia, que Obama ordenó intervenir los teléfonos usados por el equipo de campaña del republicano en la Torre Trump en Nueva York.

Foto de Reuters, vista en BBC
El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que funcionarios del Gobierno de Trump no emitirían más comentarios sobre el asunto hasta que el Congreso haya terminado su investigación, en un posible intento por acallar eventuales llamados al mandatario para que explique sus declaraciones.

"Los reportes vinculados a investigaciones sobre el periodo anterior a las elecciones del 2016, que podrían estar motivadas políticamente, son muy perturbadores", declaró Spicer en un comunicado.

El congresista Devin Nunes, líder del comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que examina posibles vínculos entre Rusia y la campaña de Trump, dijo en un comunicado que cualquier intento de vigilancia a funcionarios de la campaña será parte de la investigación.

Trump hizo la acusación sobre supuestas escuchas ordenadas por Obama en una serie de tuits el sábado por la mañana, en medio el enorme escrutinio surgido por los vínculos de su campaña con el Gobierno de Rusia. [nL2N1GH0CC]

Un portavoz de Obama negó la acusación y dijo que había una "regla central" que impide a la Casa Blanca intervenir en investigaciones independientes del Departamento de Justicia.

Según las leyes estadounidenses, una corte federal tendría que haber considerado que existe probabilidad de que el sujeto bajo vigilancia es "un agente de una potencia extranjera" para aprobar una intervención de dispositivos de comunicaciones en la Torre Trump.

"No hubo tal actividad de vigilancia ordenada en contra del presidente electo en el momento en que era candidato o durante su campaña", dijo el ex director de Inteligencia Nacional James Clapper, quien dejó el Gobierno al final del mandato de Obama, al programa "Meet the Press" de la cadena NBC.

La Casa Blanca no entregó evidencia para respaldar las acusaciones de Trump y no confirmó que éstas fueran ciertas. La portavoz Sarah Huckabee Sanders dijo a la cadena ABC que el presidente "ha dejado muy en claro lo que cree y está pidiendo que lleguemos al fondo de esto. Busquemos la verdad".

Los demócratas dijeron que Trump está intentando desviar la atención sobre la polémica desatada por los presuntos vínculos con Rusia de su Gobierno, que ha quedado bajo fuerte presión del FBI y de pesquisas del Congreso en torno a contactos que habrían mantenido algunos miembros de su campaña electoral con funcionarios rusos antes de las elecciones. / Por John Whitesides y James Oliphant, Publicado por Reuters. (Reporte de John Whitesides y James Oliphant. Editado en español por Marion Giraldo).--

Nota relacionada:

¿Es posible que Barack Obama interviniera los teléfonos de Donald Trump durante la campaña electoral de Estados Unidos?
Publicado por BBC Mundo.

Se podría decir que son las declaraciones más sorprendentes de Donald Trump hasta la fecha.

Este sábado el presidente de Estados Unidos publicó una serie de tuits acusando a su predecesor, Barack Obama, deintervenir los teléfonos de la Torre Trump durante las elecciones nacionales.

"Qué bajo cayó el presidente (Barack) Obama al pinchar mis teléfonos durante el sagrado proceso electoral", decía uno de los tuits de Trump.

En ninguno de estos mensajes el presidente de EE.UU. ofrece pruebas que respalden sus dichos.

Tanto un portavoz de Obama como el entonces jefe de inteligencia estadounidense James Clapper negaron que desde la Casa Blanca se hubiera dado la orden de realizar escuchas telefónicas en la Torre Trump.

De todos modos, Trump a través de su secretario de prensa Sean Spicer, instó al Congreso a investigar estas "preocupantes" afirmaciones, junto con las acusaciones de que Rusia interfirió en las elecciones presidenciales.

¿Qué está investigando el Congreso sobre las elecciones?

Tanto el comité de inteligencia de la Cámara de Representantes como el del Senado están investigando desde enero las posibles interferencias de Rusia durante las elecciones presidenciales de 2016.

Se trata de investigaciones de amplio alcance, llevadas a cabo sobre una base bipartidista, que no descarta analizar posibles vínculos entre la campaña de Trump y el Kremlin, así como la "actividad cibernética" rusa.

Ambos comités han admitido que estas investigaciones serán de largo aliento y al menos un miembro del comité de inteligencia de la Cámara de Representantes ha expresado su disgusto por el pedido de Spicer.

"Está bien, secretario de prensa (Spicer), como miembro del comité al que usted ha arrojado este lío, espero ver su evidencia", tuiteó el demócrata Jim Himes.

De hecho, tras los tuits de Trump del sábado, numerosos congresistas demócratas y republicanos han solicitado que el presidente presente pruebas para respaldar sus graves señalamientos.

¿Hay alguna evidencia?

Trump y su equipo no han presentado ninguna evidencia que respalde que los teléfonos de la Torre Trump fueron intervenidos.

Incluso un tuit del propio Trump dice: "¡Terrible! Acabo de enterarme de que Obama tenía mis 'comunicaciones intervenidas' en la Torre Trump justo antes de la victoria. No se encontró nada".

A su vez, varios miembros del gobierno de Obama negaron por completo las acusaciones.

Kewin Lewis, un portavoz del ya exmandatario, aseguró que las acusaciones eran "simplemente falsas": "Uno de las reglas cardinales del gobierno de Obama era que ningún funcionario de la Casa Blanca podía interferir en una investigación independiente dirigida por el Departamento de Justicia".

Por su parte, en una entrevista con la cadena estadounidense NBC, Clapper dijo que como director de Inteligencia Nacional, hubiera sabido de "una orden de FISA (sigla en inglés del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera) como esta".

¿Pudo Obama solicitar tal vigilancia?

Si existiera una orden para intervenir las comunicaciones de Trump, probablemente hubiera surgido del Departamento de Justicia de forma independiente de la Casa Blanca.

El domingo, el ex secretario de prensa Josh Earnest dijo al medio estadounidense ABC: "Esto puede sorprender al actual ocupante de la Oficina Oval, pero el presidente de EE.UU. no tiene la autoridad para ordenar unilateralmente la escucha telefónica de un ciudadano estadounidense".

"Si el FBI decidiera usar su autoridad para hacer escuchas telefónicas en el contexto de una investigación de contrainteligencia o criminal, requeriría que investigadores del FBI y funcionarios del Departamento de Justicia acudieran a un juez federal, presentaran un caso y demostraran causa probable para llevar a cabo la investigación".

La única manera por la cual Obama podría haber ordenado esta vigilancia sin pasar por FISA es si no había ciudadanos estadounidenses involucrados.

Teniendo en cuenta que el objetivo en este caso es presuntamente la Torre Trump y que, por ende, definitivamente involucra a ciudadanos estadounidenses, no es posible que se aplicara la citada Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera.

¿De dónde surge la acusación de la intervención telefónica?

Desde hace algún tiempo que circulan rumores de una orden concedida bajo la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera.

El 7 de noviembre, un día antes de las elecciones presidenciales, la ex diputada británica Louise Mensch informó que dicha orden fue aprobada en octubre en relación con un servidor privado y con actividad entre dos bancos de Rusia.

En enero, el periodista Paul Wood de la BBC confirmó que tal orden existía, pero que Trump y su equipo no eran mencionados en la misma. Lo mismo reportó el diario británico The Guardian.

Ninguno mencionaba escuchas telefónicas.

El tema no volvió a circular hasta el pasado jueves, cuando el presentador de radio conservador Mark Levin habló de esto y lo calificó de "un golpe de estado silencioso".

Al día siguiente, el polémico sitio de noticias de ultra derecha Breitbart mencionó"intervenciones" y "escuchas" telefónicas realizadas por"el gobierno de Obama", pero sin citar fuentes y sin que ninguna autoridad lo confirmara.

Los tuits de Trump fueron enviados a la mañana siguiente, este sábado, aunque no está claro si el presidente estaba al tanto de estos informes. / Publicado por BBC Mundo.--


Prevéngase del Aedes aegypti, el mosquito de la fiebre amarilla, del dengue, de la chikunguña, de la fiebre de Zika y el Virus Mayaro. Cuide su salud y la de los suyos. Asesórese como ayudar a combatir el Aedes aegypti. Comience con las medidas preventivas


___________________
Nota: Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Ver detalles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de colocar un comentario tenga en cuenta que no se permitirán comentarios que:
- sean anónimos y/o posean sólo un nickname.
- no estén vinculados a una cuenta.
- posean links promocionando páginas y/o sitios
- puedan resultar ofensivos o injuriosos
- incluyan insultos, alusiones sexuales innecesarias y
palabras soeces o vulgares
- apoyen la pedofilia, el terrorismo o la xenofobia.

Este Blog ni su autor tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. De todas maneras, por responsabilidad editorial me reservo el derecho de eliminar aquellos comentarios que considere inadecuados, abusivos, injuriantes, discriminadores y/o contrarios a las leyes de la República Argentina.